miércoles, 10 de agosto de 2011

ARENA DE SILICE EN PENDIENTE


La arena es arrastrada y acumulada por el viento en medios aéreos, playas y desiertos, y por el agua en medios acuáticos, ríos y mares.
En ambos casos se forman estructuras de acumulación de arena, como las dunas y los ripples (dunas de arena de pocos centímetros).
Los granos de arena suben por la cara que mira el viento y tras llegar a la cresta bajan por la cara opuesta, formando un talud, con una inclinación muy particular. Es el ángulo donde se equilibran dos fuerzas: la de fricción entre granos de arena vecinos y la correspondiente a su propio peso.
Para arenas de igual composición y tamaño de grano, la pendiente es ligeramente mayor en medios aéreos que en medios acuáticos.
Imágenes y texto CosmoCaixa BCN

viernes, 5 de agosto de 2011

ARENA DE SÍLICE EN MOVIMIENTO

ripples de cresta sinuosa

Sopla un viento suave y constante en el desierto.
Los granos de fina arena de sílice vuelan, caen y algunos se atascan en pequeñas protuberancias. Se ha creado una barrera para los granos que vienen detrás. La acumulación de arena de sílice crece, los granos arrancados de un montículo vuelan distancias parecidas porque son de un peso parecido. Por ello, los ripples, las hileras de dunas, se repiten a intervalos regulares.

Lo mismo ocurre en el fondo de un río o del mar por el arrastre de las corrientes de agua. Existen bellísimos ripples fósiles.
Imágenes y texto: CosmoCaixa BCN